Los extranjeros cotizando a la Seguridad Social vuelven a máximos de hace once años

Los extranjeros cotizando a la Seguridad Social vuelven a máximos de hace once años

El colectivo crece a un ritmo del 8% anual frente al 3% de avance del sistema en general.

Los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social de marzo escondían un dato que pasó desapercibido: el sistema ganó 41.677 cotizantes extranjeros, con lo que uno de cada cuatro nuevos afiliados de ese mes procedía de fuera de España. De esta forma, el número de extranjeros cotizando vuelve a superar la cota de los dos millones, de la que había bajado en octubre pasado.

Todos estos datos indican que el colectivo de extranjeros afiliados se situó en marzo en la cota más elevada en ese mes desde 2008 cuando el número medio de cotizantes alcanzó 2.078.714. En julio de ese mismo año se alcanzó el máximo histórico de trabajadores extranjeros cotizando al sistema: 2.151.880.

En 2014, primer año de la recuperación del empleo, este colectivo registró sus niveles más bajos, quedándose en el entorno de los 1,5 millones de afiliados. Si bien, al igual que el resto de la ocupación, la afiliación entre extranjeros empezó a recuperase. Estas mejoras se están produciendo ahora con mayor intensidad, ya que el número de cotizantes de fuera de España crece actualmente a un ritmo interanual del 8%, frente al 3% que lo hace la afiliación en general.

No obstante, el perfil del colectivo ha cambiado en estos últimos años. Así, en 2008 el 65% de los extranjeros que cotizaban al sistema provenían de países de fuera de la Unión Europea y solo uno de cada tres era comunitario. En la actualidad, los trabajadores que proceden de la UE han ganado peso y son el 42% del total, aunque los que han llegado de terceros países siguen siendo mayoría (58%).

También han variado los países de procedencia en estos años. En 2008 la comunidad marroquí (con 283.795 cotizantes) era la más abundante en el sistema de Seguridad Social, seguida de la de Rumanía (264.278); mientras que en la actualidad se han invertido los puestos y son los rumanos el grupo mayoritario de cotizantes extranjeros (347.033) , seguidos de los marroquíes (259.893). Los ciudadanos italianos (115.771 cotizantes actualmente) y los chinos (104.183) ocupan ahora el tercer y cuarto puesto pero no aparecían entre los cinco primeros hace once años.

También ha ganado algo de peso la afiliación de las mujeres que han pasado de representar el 40% de los cotizantes extranjeros al 44% en la actualidad. También ha experimentado ligeros cambios el destino de estos trabajadores. Cataluña –dónde cotizan hoy el 24% de los extranjeros– y Madrid –que acoge al 20,5%– siguen siendo las comunidades que alojan a más trabajadores de fuera de España. Si bien en la última década, Cataluña ha ganado dos puntos porcentuales y Madrid ha perdido uno.1

Además, Andalucía –con el 12,8% del total– se ha convertido en la tercera comunidad con más afiliados extranjeros frente a la Comunidad Valenciana, que era el tercer destino más escogido en 2008. En el lado contrario, Cantabria y Extremadura siguen siendo, al igual que hace once años, las comunidades con menos cotizantes extranjeros.

Actualmente, la comunidad más pujante incrementando su número de afiliados extranjeros es Castilla-La Mancha, ya que en este territorio aumentan a un ritmo anual superior al 10%. Pero hay algunas provincias donde esta ganancia de cotizantes de fuera de España es aún más intensa. Es el caso de Jaén y Córdoba, que registran aumentos del 17% interanuales; o Ciudad Real y Ávila, con incrementos del 14,7% y 13,6%, respectivamente.

Los sectores donde trabajan los afiliados extranjeros han cambiado de forma algo más acentuada. Así, en 2008 en pleno inicio del estallido de la burbuja inmobiliaria, estos trabajadores representaban uno de cada cuatro cotizantes del sector de la construcción en el régimen general, frente al 8% del total de este sector que suponían en marzo pasado. Con ello, ya no es la construcción el sector donde trabajan más extranjeros, sino que es la hostelería, donde son el 16,5% del total de los asalariados del régimen general.

(Noticia extraída de Cinco Días)

Ampliar / Descargar notícia