934 161 660 934 155 104 info@tediem.com

Ocho de cada diez empresas favorecerá el teletrabajo tras la crisis del Covid-19

Por |2020-12-21T09:13:49+00:0021/12/2020|Categorías: Publicaciones Laboral|Etiquetas: , |

Menos de la mitad de los trabajadores cree que esta situación se mantendrá, según un estudio de Adecco.

Ocho de cada diez empresarios favorecerán el teletrabajo tras el fin de la pandemia, según el estudio El futuro del trabajo después de la Covid-19, realizado por The Adecco Group Institute. Además, siete de cada diez creen que podrán proporcionar horarios más flexibles y adaptados, mientras que para el 70%, las prioridades pasan por el mantenimiento de las operaciones y apoyar la flexibilidad y el trabajo en remoto.

En marzo, la crisis sanitaria del coronavirus mandó a buena parte de la población a teletrabajar desde su hogar. A partir de ese momento, la pandemia ha sumergido el mercado laboral en un nuevo paradigma que tanto las organizaciones como los empleados continúan explorando y al que también tratan de adaptarse hoy en día. La encuesta Workforce Transformation, que ha servido para el estudio de Adecco, en la que han participado 1.055 trabajadores y 204 empresarios de Estados Unidos, Francia, España y Bélgica de diferentes sectores empresariales, trata de indagar en cómo será el futuro en este campo y muestra que las visiones de trabajadores y empresarios difieren mucho.

Solo el 48% de los trabajadores opina que la situación descrita por sus jefes será posible, mientras que apenas la mitad ve factible un horario de trabajo más flexible. Más del 80% cree que las empresas deberían proporcionar apoyo financiero de cara a futuras crisis, dotar a sus empleados de seguros médicos de calidad y una mayor transparencia sobre la seguridad en el trabajo. El 30% de los directivos no juzgan estos aspectos como importantes. Sin embargo, empleados y empleadores sí coinciden en que se debe garantizar que el personal tenga el equipo adecuado para teletrabajar, así como fomentar una buena cultura laboral.

En cuanto a los cambios que ambos grupos desean en el lugar de trabajo después de la pandemia, también se aprecian diferencias: los trabajadores apuestan por una mayor atención a la salud, la seguridad, mayor flexibilidad y más teletrabajo. Los empresarios, aunque comparten estos puntos, ponen más énfasis en el trabajo a distancia.

Por edades, las prioridades cambian: los encuestados de 18 a 30 años estarían dispuestos a perder un 10% de su salario a cambio de un entorno de trabajo más diverso. Para los trabajadores de más de 50 años, la flexibilidad de los horarios es lo que más importa. En otro estudio reciente, Adecco constató que los trabajadores de más edad retrasarían su jubilación a cambio de tener horarios de trabajo más flexibles y desplazamientos más cortos. En esa línea, en esta ocasión, uno de cada tres trabajadores de la Generación Z afirma que no toleraría inflexbilidad en los horarios de trabajo.

The Adecco Group Institute ha preguntado también sobre el futuro del trabajo y las perspectivas laborales. El 45% de los líderes empresariales espera un mundo laboral mejor después de la crisis del coronavirus, mientras que un 36% de trabajadores es optimista en este sentido y un 41% afirma que, tras la pandemia, el trabajo será peor que antes.

Además, el 25% del grupo de recién graduados y de profesionales con poca experiencia, de 18 a 30 años, y los trabajadores de 41 a 50 años, miembros de la Generación X, son los más pesimistas. Uno de cada cuatro miembros de ambos grupos considera que el futuro será mucho peor que lo que antes imaginaban. Otro reciente estudio ha descubierto que la Generación X tiene menos probabilidades que otras generaciones de obtener ascensos en cinco años, debido a que los baby boomers llevan más tiempo trabajando y los millenialsestán “más consolidados en sus carreras”.

(Noticia extraída de Cinco Días)

Ir a Arriba